CINE Y CULTURA LIBRE 2018. 6ª edición. Próximas Secciones: Sección Ecología, marzo 26, 27 y 28; Sección de Arquitectura y Urbanismo, 5 de octubre; Sección Oficial 12, 13, 14, 15 y 16 de noviembre

Peiró42 y cineCCdonostia 2018 en Portal Libertario OACA

Con ocasión de la proyección del documental Peiró42 que veremos el 16 de noviembre en Emaus Social Factory (Camino de Mundaiz, 6) a las 18.30h, nos hemos puesto en contacto con diversos colectivos y personas a las que consideramos puede interesar el mismo. Entre ellos está el Portal Libertario OACA cuy@s responsables han publicado en su página la información remitida. Nuestro más sincero agradecimiento por ayudarnos a difundir el documental y el festival cineCCdonostia.

Aquí podéis leer la reseña, donde encontraréis más información sobre esta propuesta audiovisual realizada con motivo de los 75 años del fusilamiento del anarcosindicalista y cooperativista Joan Peiró (Barcelona, 1887 – Paterna, 1942) que recoge la memoria histórica y los valores de esta figura destacada del siglo XX. 


Valoración de la Sección de Cine Sociopolítico 2017

Tuvimos la sesión dedicada a la Sección de Sociopolítica del Festival, que este año ha sido organizada siguiendo un proceso participativo, en el que Gorka Julio y Ainara Campos nos animamos a participar con la propuesta siguiente, y que aquí resumimos para quienes no participásteis en la sesión.

La sesión, la dedicamos al visionado del documental “Gure kabuz ala hil”, pelicula del año 2015 realizada colaborativamente en Euskal Herria, y que plantea y recoge alternativas más o menos comunales a la lógica del sistema capitalista, basadas en la Economía social y Transformadora. Tema sobre el que giro la sesión.

En este sentido y tras el visionado del documental, participamos de un breve tiempo para la puesta en común, por parte de lxs distintxs miembrxs de los diversos colectivos a quienes habíamos invitado, quienes venían principalmente de la zona de Donostialdea, así como de Bizkaia y de Nafarroa, para que compartiesen con nosotrxs y nos diesen a conocer su trabajo. Así como a que nos animasen a participar y a conocer lo que hacen.

Pudiendo conocer un poco más sobre los proyectos que nos presentaron: Eneko Ungil Hernández (Boga Garagardoa), Manex Izagirre Elizaran (Donostiako Etxe Kolaboratiboa), Cooperativa Hiritik At., Josetxo Lukas (Lurraren Orena), Montxo Gota Vega (Arterra Bizimodua), Carlos Urrestarazo Rodriguez (ATTAC), Beñat Irasuegi Ibarra Talaios Kooperatiba/Olatukoop).

Tras esta breve presentación llevamos a cabo una breve dinámica para concretar ¿Cómo podemos trabajar juntos?, para lo que nos dividimos en dos grupos y compartimos propuestas, e ideas. Las cuales recogimos en unas cartulinas en las que después, y en un plan más informal, fuimos colocándoles unas pegatinas de colores para indicar qué propuesta nos resultaba más interesante de llevar a cabo. En este sentido, el tiempo se nos quedó corto para concretar y profundicar en el asunto, pero pudimos recoger alguna propuesta. Las cuáles podeís ver en las siguientes imagenes:

Así mismo, pudimos conocer algún proyecto más, de la mano de Salba que nos habló de http://batura.eus/es/ , en la que se están dedicando a crear un mapa que recoja los distintos proyectos de Economía social y solidaria de Euskal Herria, y otros que no conocíamos. Dedicando, un tiempo a compartir mientras disfrutábamos de un pequeño bocado de la mano Leire Udabe y el catering de http://lakari.eus/ con el que finalizamos el encuentro.

El cual llevamos a cabo en el Guardetxea, https://guardetxeabandabat.org/es/, espacio autogestionado en el monte Urgul, y que está abierto a propuestas que se les puede hacer llegar en sus asambleas mensuales.

Muchas gracias a todxs por venir, compartir y participar. Esperamos que el encuentro os haya resultado nutritivo y satisfactorio. Si queréis compartir cómo ha sido vuestra experiencia y en qué y cómo os ha aportado, estaremos encantadxs de recibirlas y compartirlas.

Un saludo,

Gorka Julio y Ainara Campos

Sección Sociopolítica 2017 – cineCCdonostia


Cultura libre, privacidad y control de datos, referencias bibliográficas

A continuación incluimos varias referencias facilitadas por las asistentes al coloquio del día 30 “Privacidad y Control Social” de la Sección Oficial 2017, Maider Likona y Lorena Fernández en torno a la cultura libre, la privacidad y el control de datos:

Yo y Mi Sombra, página web que explica de forma asequible cómo tomar control de tus datos.

Cultura Libre, este libro es un clásico sobre la cultura libre, escrito por Lawrence Lessig, que explica cómo los grandes medios usan la tecnología y las leyes para encerrar la cultura y controlar la creatividad.

¿Sueñan los Androides con Ovejas Machistas?, artículo escrito por Lorena Fernandez sobre internet con las gafas moradas puestas y publicado en Doce Miradas.


“Cada día hay sonidos de pelota en las paredes blancas y cuando llueve se puede seguir jugando”

El arquitecto y uno de los creadores de Pilotartea Carlos López de Ceballos, habla del proyecto de Oteiza en Azkoitia, un lugar que se ha convertido en referente de la pelota vasca.

CARLOS BALCON

(Entrevista realizada por Marga Méndez, periodista y colaboradora de cineccdonostia)

Pilotartea, nada más y nada menos que la creación de 6 frontones. Una obra (imaginada por Jorge Oteiza), como usted mismo la calificó “sin referencias anteriores”. ¿Ha sido el mayor reto profesional al que se ha enfrentado?

No hay un reto mayor que otro en una obra de arquitectura porque el desafío siempre es el mismo: se trata de que la obra sea abrazada por el paisaje y reconocida por él. Si esto se consigue, el proyecto estará bien. Quizá no sea brillante, pero estará bien, quizá sus materiales distorsionen a priori con el entorno, pero el paisaje sabe de la luz, del contraste, de sus reflejos, de sus sombras y será el propio paisaje el que contará a las personas que eso está bien y es por ello, que algunos edificios aparentemente extraños calan en los corazones de las gentes.

Oteiza, en un viaje a Zumárraga, me habló de frontones que imaginaba con paredes curvas, texturadas, inclinadas; espacios de investigación en el juego de pelota vasca. Aquello fue realmente el comienzo y lo que el escultor Antón Mendizábal y yo recogimos para realizar esta obra que, en esencia, ofrece espacios de pelota para que mayores y niños, puedan experimentar el juego como lo haría un profesional; dominando todo el espacio de la cancha. Esto no se había hecho antes y no había referencias ni dimensiones de lo que deberían medir esos espacios. Ikaspilota (escuela de pelota de niños), nos ayudó mucho en este asunto y desde aquí también deseo agradecérselo.

¿Cuál fue el mayor obstáculo al que tuvo que hacer frente en este proyecto?

En mi vida profesional han llegado proyectos que parecían tener una poderosa energía propia desde el principio, desde sus primeros bocetos, desde el trato con el cliente, los colaboradores, la constructora, la obra. Éste es uno de ellos y, a pesar de que hicimos varias soluciones algunas no aprobadas por el Ayuntamiento, creo que el resultado es el mejor posible. Tanto Antón Mendizábal como yo, estamos muy satisfechos del resultado.

Habla usted con auténtica devoción de este proyecto, al que califica incluso de “sueño”. Personalmente ¿qué le ha aportado?

Un sueño es tener imágenes de espacios que nacen del caos, que no se entienden bien, que son imprecisos y años después ya tienen forma y se pueden tocar. Es verdad que en el proceso de concretar se pierde algo de pureza, pero es como cuando te levantas por la mañana “soñado”, en el proceso de contarlo algo se desvirtúa, sin embargo, esencialmente las imágenes eran aquellas… o ¿es al revés y he puesto estas imágenes reales al servicio del origen? ¿Realmente importa? Quizá lo verdaderamente importante es que cada día hay sonidos de pelota en aquellas paredes blancas y que cuando llueve se puede seguir jugando.

Podría decir que el proyecto me ha aportado la humildad que se requiere para trabajar en equipo y aceptar los pequeños errores y algunas concesiones como parte de la solución final.

¿Qué diría usted que ha significado para Azkoitia en particular y para Euskadi en general este proyecto pelotazale?

Este proyecto en realidad es la primera fase de tres. La segunda fase, está igualmente realizada. Es el séptimo frontón, dedicado a una modalidad antigua de la pelota vasca; el juego de rebote. La tercera fase quedó paralizada por falta de recursos y se trataba del Centro de la pelota de Euskal Herria. La idea del primer edil de entonces, Asier Aranbarri, y su antecesora, Nerea Zubizarreta, era disponer de las instalaciones necesarias para hacer un centro de referencia mundial de la pelota vasca. El proyecto está en una caja en el Ayuntamiento, pero a mi modo de ver no ha existido sensibilidad suficiente para empujarlo por el equipo municipal siguiente. Quizá este nuevo equipo pueda ponerlo en marcha otra vez. Dicho esto, me consta que los frontones Oteiza son muy queridos por las gentes de Azkoitia y se sienten muy orgullosos de tener esta pieza de vanguardia en su localidad, a pesar de que ha existido cierto abandono en su mantenimiento, que espero pueda ser corregido en breve. En Euskadi esta obra no es muy conocida; quizá por su ubicación. No se pasa por Azkoitia: se va. Tampoco ha sido una obra muy divulgada. Quizá sea su asignatura pendiente; terminar el Centro de la Pelota de Euskal Herria y después contárselo al mundo.

¿Ha llegado a jugar a pelota en alguno de sus frontones?

Una vez, para tratar de absorber la experiencia espacial; sin embargo, la verdadera prueba de que realmente son espacios que funcionan es ver como padres, abuelos y colegios enteros pasan por allí cada año. Cada vez que vuelvo al lugar, hay gente jugando. No hay nada como ver eso para entender que, al menos esta vez, hemos acertado.

– ¿Cómo invitaría a los que aún no conocen Pilotartea a visitar sus instalaciones?

Cuando un no profesional entra en un gran frontón siente que le sobra la mitad porque nunca podrá llegar atrás con la pelota. En estos frontones podrán tener una experiencia espacial completa, dominar el espacio cancha y, de paso, poder mirar el contraste de los muros blancos con el paisaje y la ermita de San Martín. En cualquier caso, les diría que llevaran una pelota porque muy probablemente, los espacios cancha-plaza de Pilotartea les inviten a jugar.

 


‘Cuando hace 40 años en EEUU se pararon las centrales nucleares, en España comenzaron a construirse’

Es una de las reflexiones que nos ha dejado ‘Requiem Nuclear’ la proyección, dirigida por Sonia Llera, que ha inaugurado la Sección de Ecología del Festival de Cine en Creative Commons de Donostia

Manu González

Manu González (izquierda) de Fundación Cristina Enea y Juanjo Díaz, director del Festival Internacional de Cine CC de Donostia, en la charla-coloquio celebrada en Okendo K.E.

Las jornadas de Ecología se han celebrado durante tres días (24, 25 y 26 de marzo) en la Casa de Cultura Okendo (Donostia) y en ellas se han podido ver cinco documentales y un corto, todos ellos sobre la energía, los abusos de las multinacionales energéticas o la imperiosa necesidad, por el bien de todos, de utilizar las energías renovables, Además, cada día, tras las proyecciones, se han celebrado interesantes charlas-coloquio con personas implicadas en cambiar el modelo energético actual. Han pasado por los coloquios Manu González (Fundación Cristina Enea), Estitxu Villamor e Izaro Basurko (Ekologistak Martxan) y Alberto Bezunartea (Plataforma por un Nuevo Modelo Energético).

Hay una gran falta de información’

‘Todas las centrales nucleares han tenido accidentes, está documentado. Pero hay una gran falta de información por parte de las Administraciones Públicas’. ‘Las energías renovables son la alternativa porque no dejan una huella ecológica de miles de años como las nucleares’. Son las palabras que pronunció  Manu González (Fundación Cristina Enea) tras la proyección de ‘Requiem Nuclear’ y se refirió acto seguido a la ley por la que el presidente español Mariano Rajoy ‘se ha cargado las energías renovables’, según sus propias palabras. Manu recordó sus tiempos como protestante antinuclear y reivindicó la defensa de los territorios, de la tierra y, sobre todo, de las gentes, ‘hay que poner la ética por encima de la políca’, afirmó. El responsable de la Fundación Cristina Enea recordó que en el año 2019 se cumplen los 40 años de vida útil de las 8 centrales nucleares españolas. ‘En esa fecha se deberían cerrar todas las centrales nucleares pero claro, si a la de Garoña le dan la prórroga de 10 años que ha solicitado, eso va a sentar un fatal precedente para las demás’, aseguró Manu González. ¿Qué podemos hacer ante semejante agresión? Manu dio tres claves: cambiar el consumo, pedir mayor transparencia a las autoridades y crear comunidad, movimientos sociales, que, por muy pequeños que sean son capaces de poder hacer algo grande.

También se hizo mención en el coloquio de la campaña para consumir renovables “Desconéctate a Iberdróla” promovida por entidades vascas como Goiener. Asimismo facilitó la dirección www.mecambio.net, una web donde se pueden encontrar alternativas para un consumo responsable.

Alemania no consumirá energía nuclear a partir de 2020

En el documental ‘Requiem Nuclear’ de Sonia Llera, se pudo ver cómo fue el rechazo social a las nucleares en la época franquista, cómo vecinos cercanos a las localidades donde se habían proyectado las centrales nucleares, se lanzaban a la calle para alzar sus voces en forma de protesta. La proyección también ofrecía voces muy bien documentadas que aseguraban que en los años 70, cuando en EEUU se pararon las centrales nucleares, en España fue precisamente cuando empezaron a construirse. ‘Era algo surrealista, en EEUU se paran las nucleares y aquí querían construir nada menos que 27’, dice asombrado Mario Gaviria, uno de los firmes defensores desde hace cuatro décadas de las energías renovables y miembro de los primeros comités antinucleares españoles. También recuerda que en Francia, Alemania, Suiza o Italia han tenido referéndums sobre las nucleares pero que, en España, jamás se han producido.

En el documental también se constata que, Angela Merkel ha dejado claro que a partir del año 2020, Alemania no va a consumir energía nuclear ni va a comprar a ningún otro país energía de este tipo, una decisión contundente que viene de una canciller que es, nada más y nada menos, licenciada en Física Nuclear.

nuclearra

Reportaje elaborado por Marga Méndez, periodista y colaboradora de Cineccdonostia.


‘Les nostres energies’ denuncia el actual sistema energético en Cataluña

lesnostres

El documental lo podremos ver en la Sección de Ecologia el día 26 de marzo, a las 18.00 horas en el Centro Cultural Okendo de Donostia.

 Ingenierías sin Fronteras Cataluña presenta el documental ‘Les Nostres Energies’, un trabajo que quiere mostrar que la democratización de nuestro sistema energético y la renovación de nuestro sistema político van íntimamente ligados

«La democracia es decidir sobre aquello que afecta nuestra vida política colectiva, y el modelo energético influirá mucho en el modelo de país que tendremos en las próximas décadas.» “Les Nostres Energies” quiere mostrar que la democratización de nuestro sistema energético y la renovación de nuestro sistema político van íntimamente ligados.

“Les Nostres Energies” quiere hacer una denuncia del actual sistema energético en Cataluña, tanto desde el punto de vista de su escasa sostenibilidad como de su concepción ademocràtica. Pretende hacer ver el conjunto de impactos ambientales y sociales que un sistema extractivista y concentrado, basado en fuentes no renovables mayoritariamente, tiene sobre el conjunto de un territorio densamente poblado como el nuestro.

El estado español dedica el 5% de su PIB a importar combustibles del exterior, manteniendo relaciones y sosteniendo regímenes políticos que van contra los derechos humanos y expolian los recursos naturales de sus países. Aun así, el documental quiere también superar la visión de que los impactos y las agresiones ambientales son temas lejanos, en otros países y continentes: desde la industrialización de Cataluña se han ido acumulando alrededor nuestro, superponiendo tecnologías pero sin dejar de lado el mismo sistema ni abandonar nunca fuentes energéticas muy cuestionadas por la población en todo el territorio.

El fracking, el proyecto Castor o la MAT son algunos de los escenarios que visita el film, justo cuando se celebran 25 años del accidente a la central nuclear de Vandellòs. El documental evidencia que todos los proyectos tienen en común que las comunidades no han sido consultadas ni han podido decidir sobre la ejecución de estos en su territorio. Se analiza también el fenómeno de la pobreza energética, íntimamente vinculada a un modelo de negocio que ha priorizado los beneficios empresariales al acceso universal a este servicio y que ahora ve emerger iniciativas cómo Som Energía que cuestionan la hegemonía.

En este sentido, el documental cuestiona la relación clientelista que existe entre la población y las empresas que producen, distribuyen y comercializan la energía, así como el control tecnológico que estas ejercen, pidiéndose por otras medios construir el modelo energético, con una visión mucho más política donde los espacios de decisión estén liderados y controlados por la ciudadanía, y que empiece a romper un esquema donde los intereses oligárquicos, a nivel local e internacional, marcan la agenda. Tal y como nos recuerda el documental «Si la ciudadanía no hace este acto de apropiación colectiva de los medios de producción energética, evidentemente, vendrán los mismos de siempre y se los apropiarán».

El documental también quiere mostrar que tenemos todas las herramientas necesarias a nuestro alcance (conocimiento, bagaje histórico, capacidad de organización, etc.) para revertir esta situación y caminar hacia un modelo basado en la soberanía energética de los pueblos.

Toda la información en:

www.lesnostresenergies.wordpress.com

www.elpreudelabundancia.org

www.isf.es


“Hay una democratización de los medios de producción, promoción, distribución y de exhibición”

Los productores de la película Hydro, Xavi Tello y Rafa G. Sánchez y Juanpe Gimeno, hablan de las ventajas de hacer una película con licencias libres, que pueden diversificar tanto los mercados como la capacidad de cualquier persona para poder aportar contenidos y de compartirlos con la ‘aldea global’
HYDRO-Still-01-web-934x440
 – En vuestro trabajo cobra más sentido que nunca el valor de las licencias libres Creative Commons, sin las cuáles no hubiera sido posible este proyecto. ¿Con cuántas horas de filmación os encontrasteis una vez cerrado el, digamos, proceso de selección?
 
Xavi: Esta película se plantea en un inicio como un experimento de hasta donde se puede llegar con el uso de licencias libres, las cuales llevamos años en contacto con ellas. Al comenzar , se estudió la viabilidad de que si era posible el acceso a todo este metraje y sus creadores, y en tres meses unos 200 creadores, y fueron listados , algunos de ellos abriendo todo su canal de vídeo para nosotros (incluyendo la Agencia Espacial Europea), al final estimamos que se hemos seleccionado mas de 6 horas de material para comenzar la edición.
 
– ¿Os sorprendió que más de un centenar de realizadores acuáticos se ofrecieran para este proyecto?
 
J.P.: más que sorpresa fue muy grato  ver la respuesta, el interés y el feedback generado por el proyecto tanto a nivel de imágenes como de música, no sólo a la hora de buscar, sino tanto durante el montaje y presentación de la película por diferentes festivales, no sólo por los músicos y filmmakers, como también por los que han ido descubriendo el proyecto tanto a través de ellos como de otras vías, también fruto del movimiento por que se intenta generar por internet y otros medios de difusión.
 
Xavi : Hay precedentes de proyectos colaborativos anteriormente, ¿porque no podía funcionar éste? En nuestro caso la respuesta fue progresiva. Con los primeros 20 filmmakers que aceptaron, más uno de los músicos de la Banda Sonora, se realiza un Teaser para ver el potencial del proyecto https://www.youtube.com/watch?v=QXQPscYIA2c ,y este se incluye tanto en la web, en redes sociales y en los mails de búsquedas. Eso ayudó bastante. 
Si que es cierto que ciertas colaboraciones nos hayan sorprendido como algunas instituciones, filmmakers profesionales,videoartistas, o un campeón del mundo de apnea.
 
Rafa: Yo confiaba enormemente en la capacidad de Xavi para el primer tanteo de imágenes, ya que el lleva mucho tiempo moviéndose por el mundo del creative commons. Pero es verdad que si que me sorprendió mucho y muy gratamente la cantidad de material con el que empezamos a juntarnos y sobretodo la predisposición de los filmmakers para prestarnos sus tesoros audiovisuales, tal vez por que en mi experiencia profesional en es país la gente es muy recelosa con su material.
 
– ¿Qué primó a la hora de hacer la selección final? ¿Cuántos meses de trabajo os llevó esta ingente tarea?
 
Xavi: Lógicamente la calidad, el formato en el que estaban grabados y luego su temática Se buscaba cualquier tipo de material relacionado con agua o grabado bajo ella. Hemos tenido que dejar fuera imágenes fabulosas , porque no entraban en la narración. El proceso de montaje duro unos tres meses.
 

Rafa: Como bien ha dicho Xavi una parte esencial era la calidad y el formato pero sobretodo y por encima de todas las cosas estaba la historia que queríamos contar o por lo menos que se ajustaran esas imágenes a la parte conceptual que teníamos en mente para cada secuencia y de forma global para película por que no hay que olvidar que la narrativa de este film no esta del todo dentro de un estilo clásico narrativo ya que una de las bases que nos habiamos propuesto es que la película funcionara mas en clave de sensaciones a transmitir que de historia totalmente explicativa.

– No sólo las imágenes son de extrema belleza, la banda sonora es increíble. ¿Cómo se eligió? ¿Fue un proceso difícil?
 
J.P.: la selección de músicas duró alrededor de dos meses. No primó nada en concreto en un principio porque no sabíamos por dónde tirar, tan solo que fuera instrumental excepto la canción de los créditos del final de la mano de la banda americana Fugazi(A Xavi se le ocurrió la idea de intentar liar a estos pedazo de músicos), y a partir de ahí fue tomando forma la búsqueda; no fue del todo como un lienzo en blanco porque se contaba con las imágenes y la historia, pero el componente “intuición” o dejarse llevar y experimentar tuvo gran papel.
Una vez hecha la primera selección se hizo una primera escaleta musical con la duración de la película y a partir de ahí se sopesaron las sensaciones y se siguió construyendo y en el montaje final bajo estos criterios Rafa y Xavi fueron incorporando temas tras más cribas para ir haciendo la edición.
Paralelamente a todo esto se tuvo que pensar en el diseño sonoro de la película, qué sonidos podían reforzar, conjuntarse y dar ritmo a la narrativa  según qué partes del film y cómo realizarlos y juntarlos como si fuera un puzzle. 
 

Xavi: Juanpe Gimeno responsable del diseño de sonido, y nos presenta una selección de música que el recoge inicialmente (más de 20) , a los que se añaden un músico de Ronda que conozco mientras estamos en el proceso de preproducción, dos músicos que aparecen en vídeos submarinos y experimentales, y un maestro de música india que yo quería incluir. En cuanto a la selección, se cerró a unos cuantos autores, y cuando cuentas con gran material de sonido se edita muy a gusto . El diseño de sonido total es otra historia.

Rafa: La música en general como la percibimos creo que es muy subjetiva dependiendo de cada persona que la escuche pero si creo que toda música tiene algo esencial y sensitivo que te desata algo en tu interior al escucharla. Pues en Hydro nos pasó algo igual, íbamos escuchando las canciones (tras la criba de Juanpe) y cada canción veíamos si se complementaba esa sensación transmitida con la sensación que queríamos dar a dicha secuencia y al conjunto de la pelicula por que no solo queríamos que funcionara de forma independiente cada canción con cada secuencia si no que como un viaje que es Hydro fuera sumando al conjunto y a acabar generando un total de dicho viaje.
 
– Supongo que para vosotros, como para el público en general, es difícil quedarse con lo más impactante de la película pero me gustaría que escogierais una, dos o tres imágenes o secuencias preferidas.
 
J.P.: el gusano devorando al pez y sobre todo el saco de los vientos(te separa el cerebro en dos).
 

Xavi:las imágenes nocturnas grabadas con ultravioletas, el museo submarino de Cancún, y secuencia final… por eso esta al final.

Rafa: Como nuestro hijo/a que es me gustan todas las partes de su cuerpo en conjunto pero si tengo que elegir si son mas bonitas sus pestañas o el color de sus ojos diría que me gusta mucho(sobretodo por lo que representan) las medusas/sirenas, las nubes de tormenta,las imágenes devastadoras del tsunami, la antesala a los infiernos y el final del buceador/ulises saliendo de las profundidades.

– La película ha estado ya en los Festivales de Bogotá, Alemania, EEUU, Mexico, Alicante, Barcelona, Donostia… Próximamente, ¿dónde se va a proyectar?
 
Xavi: En Cinetopia.cc (Noruega) y en enero, confirmados, está el Festival de Medioambiental de Chile FICA2014, y el festival CC de Madrid. También posiblemente un festival de EEUU. Estamos a la espera de nuevas sorpresas

– Por cierto,  en el Festival CC de Barcelona se dijo que vuestro documental, en muchos momentos, no tiene nada que envidiar al documental más caro de la historia ‘Océanos’ que costó 50 millones de euros (dirigido en 2010 por J.Perrin y J. Cluzaud. Todo un halago y también, por qué no, una invitación a que otros directores y productores se animen a trabajar con Licencias Libres. ¿Creéis que es un tipo de cine en auge? ¿Qué ventajas ofrece?

 
Xavi: Si recibimos comentarios desde Alemania de que la película se acerca a ‘Baraka’ y desde Barcelona que tiene momentos de Océanos, vamos por buen camino. Yo uso licencias CC desde hace 10 años tanto en audiovisuales como en música. No creo que esta licencia este reñida con otros posibilidades de licenciar obras. Quizás en estos días hay que plantearse ciertos modelos económicos y artísticos, y seleccionarlos para cada proyecto. 
 
No se si hay un Auge de CC. Lo que hay es un democratización de los medios de producción, promoción distribución y hasta exhibición, lo que lleva a que a día de hoy se esta produciendo mucho de muchas maneras, y eso es muy interesante. Yo creo que estas licencias se conocen y se usan desde hace ya tiempo.
 
En cuanto ventajas, no podríamos haber hecho esta película ni entrar en contacto con mucha gente que hemos conocido.
 
J..P: Es un halago el comentario. Esto es un experimento de narrativa audiovisual además de una manera de seguir haciendo cosas y no parar aunque no tengas medios, sobre todo ahora que hay menos dinero, así que diría que todo lo que implique hacer lo máximo que puedas con los medios a tu alcance está en auge y si de ahí salen nuevos caminos mejor que mejor. Se trata de hacer lo que te apasiona por encima de todo, sin autolimitarte o ser limitado lo menos posible por el entorno y/o sus condiciones. 
El tiempo corre, el entorno muta; es lógico que en cualquier área se evolucione en los métodos de hacer las cosas y con la ventaja de que hay más personas con más ideas para aportar y encima con mayor facilidad de comunicación. Herramientas como  las licencias CC son quizá una muestra de esto; está bien que se aprovechen las CC y que se diversifiquen tanto los mercados como las comunidades de gente que aporta contenidos.
 

Rafa: Creo que salvando las distancias con esas grandiosas producciones y majestuosas películas es difícil hacer esas comparaciones, mas que nada por el proceso creativo (y por el evidente económico-técnico). Baraka u Océanos tenían claro que querían contar e iban a rodar lo que necesitaban, con unos medios impresionantes. En cambio nosotros ajustábamos nuestras ideas y sensaciones a transmitir al material conseguido. Pero quiero añadir, desde mi más humilde opinión, que los filmmakers con los que hemos contado están a la altura de esas grandes producciones por la pasión que le han puesto a cada inmersión o grabación que han hecho. En eso si somos comparables.

– ¿Os gustaría añadir o comentar algo más?

 
Xavi: Es difícil englobar esta película en algún genero si no se conoce  las películas no verbales (Non Verbal Films). No es un documental ni una largometraje narrativo al uso, pero nos está sorprendiendo de manera positiva la reacción del público de todas las edades ( Best Kids Feature en Cumberland , Estados Unidos) .Todos los que la han visto buceadores y no buceadores se están llevando una experiencia asombrosa , hasta ha aparecido la ‘etiqueta’ de cine sensorial. 
 

J.P.: No hay que parar de hacer cosas y moverse, no sabes a dónde te pueden llevar.

Rafa: Me gustaría daros las gracias por la entrevista, no se me dan muy bien estas cosas, y añadir que estamos muy contentos de poder hacer cine aunque sea con muy pocos medios(ya vendrán otras con un poquito mas de presupuesto) porque es una necesidad vital para nosotros el poder expresar nuestros sentimientos con este medio y el poder contar historias. Hydro ha sido una manera de experimentar para nosotros dentro del audiovisual y nos ha ayudado a seguir creciendo como personas y profesionales. Espero que quien la vea disfrute del viaje de la vida que hemos intentado representar y transmitir o al menos pase un buen rato viéndola. Y animar a todos los cineastas que se lancen al océano de la profesión, por que no hay nada mas frustrante que querer contar cosas y no poder hacerlo, siempre hay una forma para ello.
 Entrevista realizada por Marga Méndez, periodista y colaboradora de cine cc donostia

Nunca es tan oscuro como antes de amanecer

La Sección Oficial del Festival Internacional de Cine en Creative Commons comenzó con el film Mai es tan fosc (Nunca es tan oscuro) de la joven directora Erika Sánchez. Una película biográfica de Arcadi Oliveres, activista, anticapitalista, profesor de Economía Aplicada en la Universidad Complutense de Barcelona y, sobre todo, un trabajador incansable contra la desigualdad social.

oliveres film

La película no deja indiferente a nadie porque hace reflexionar sobre muchas injusticias que se viven día tras día y que, en ocasiones, parecen a muchos ciudadanos de lo más normal. “Tener una fortuna es ilegítimo e inmoral. Es aberrante que haya una lista de personas más ricas del mundo porque con la mitad del dinero que tienen se podría erradicar el hambre en el mundo”, es uno de los pensamientos que surgen de la mente de Arcadi Oliveres en este film que se gestó durante un año y que cuenta con más de 90 horas de grabación, resumidas magistralmente en 80 minutos por Erika Sánchez.

La proyección ofrece muchos más pensamientos de Arcadi que invitan a la reflexión: “Tener una misma moneda en toda Europa es una aberración económica. La llegada del euro ha sido un desastre financiero. En 1982 España entró en la OTAN y destinó mucho dinero al armamento, hipotecando así el crecimiento industrial del Estado. El rey es el mayor vendedor de armas del país. Se ha dado a los bancos 92 veces más dinero del que haría falta para acabar con el hambre en el planeta. La empresa Repsol es una ladrona, ha sido condenada culpable de robar petróleo en muchos países de America Latina”. Desde luego, antes estas afirmaciones realizadas por el economista Oliveres, muy poca gente puede quedar indiferente. Eso sí, el activista catalán ha querido también dejar muy claro que, aún y todo, él es optimista, que hay esperanzas para un cambio. Dice Arcadi que no podemos quedarnos pasivos ante tanta mafia política y que hay que protestar, que hay que realizar actos de desobediencia civil, eso sí, nunca se ha de realizar ninguna acción violenta porque “cualquier acción de tipo violento se vuelve contra ella misma”, asegura Oliveres. No hay que olvidar tampoco la presencia en la película de Marcel, el hijo de Arcadi, también activista comprometido, que, tras un año de enfermedad, finalmente falleció en el transcurso del rodaje de esta película.

“Los medios de comunicación están contaminados y juegan al despiste”

La película finalizó con una gran ovación del público que llenó el auditorio del Koldo Mitxelena y que escuchó también muy atentamente a los ponentes del coloquio posterior al film. En la mesa, cuatro eminentes economistas sociales: José Ramón Mariño (ATTAC), Javier Goikoetxea (Economía del Bien Común), Txaro Goñi (Economistas Sin Fronteras) y el protagonista del estreno, Arcadi Oliveres. Realizó las labores de moderador, Juanjo Díaz (Director del Festival). El primero en tomar la palabra fue, como no podía ser de otra manera, Arcadi Oliveres. Relató que hoy en día son 3 los problemas más relevantes que hay en la sociedad. El primero, que la buena información es minoritaria, ya que los medios de comunicación están al servicio de unos jefes totalmente parciales y que solo buscan el beneficio económico en función de la ideología de cada uno de ellos. “Hay una pésima información y eso es muy grave. Los propietarios de los medios de comunicación no están al servicio del cliente sino de los políticos. Y los anunciantes, por supuesto, influyen mucho en la información. Los medios de comunicación están contaminados y juegan al despiste, ponen fútbol todos los días del año para imbecilizar a la población”, aseguraba Oliveres.

“El hombre está domesticado por Ikea, Nestlé, Zara, Mercadona…”

El segundo problema relevante de la sociedad, según el economista catalán, es la gran diferencia entre ricos y pobres ya que hay unas enormes desigualdades. “El diferencial entre ricos y pobres crece cada día, en la actualidad, cada individuo occidental es 85 veces más rico que una persona que vive en Bolivia, por ejemplo. Y, además, la economía enseña a reproducir un capitalismo insensato basado en el lucro y el beneficio”, resumía Arcadi en su exposición para dar paso al tercer problema que nos acucia: los políticos y sus políticas. Pero, ¿qué puede hacer el común de los mortales para frenar el abuso al que está siendo sometido? Según el propio Arcadi, puede hacer mucho, pero para ello hay que ser coherentes con nuestros comportamientos, protestar y, sobre todo, no tener miedo porque “mientras tengamos miedo no podremos hacer nada”, reflexionaba Arcadi, para añadir acto seguido que “el hombre está domesticado por Ikea, Nestlé, Zara, Mercadona, por tener que comprar un móvil nuevo cada año…”.

Tras el economista catalán, tomó la palabra José Ramón Mariño en representación de ATTAC, un movimiento que trabaja por una economía más justa desde el punto de vista social. Mariño aseguró que en la actual sociedad, las personas están obsesionadas por el consumo. “La felicidad no está en consumir y la gente piensa que la economía está por encima del concepto social. Con todo lo que está pasando, es increíble que la gente no se eche a la calle en masa para protestar”.

“Estamos viviendo una crisis de valores”

Por otra parte, Javier Goikoetxea (miembro de Economía del Bien Común), quiso poner precisamente el acento en que no solo hay que protestar sino llevar a cabo acciones concretas. “Contamos con lo más fuerte que hay en este mundo: con las personas. Tenemos que colaborar entre nosotros para llevar a cabo un frente común. El cambio tiene que venir desde la propia persona, y si no, que se lo pregunten a Ghandi. Lo que más daño nos hace es la competencia, incluso desde la escuela se nos enseña a competir en vez de a colaborar entre nosotros. Hay que cambiar esto porque estamos viviendo una crisis de valores. Si a los niños les educáramos en el espíritu crítico y de valores nos iría mejor”, subrayaba Goikoetxea y finalizaba asegurando que hay que hacer cosas en el día a día, hacer algo coherente y llevarlo a cabo hasta el final, con todas sus consecuencias.

Txaro Goñi (Economistas Sin Fronteras) también hizo de las personas el eje de su discurso. “Tenemos que establecer ámbitos para hablar todo el mundo y para presentar alternativas. Hay que rebelarse y no conformarse con el ‘esto es lo que hay y no se puede hacer nada’, claro que se puede, hay que cambiar las cosas que no nos gustan, hacer encuentros, hablar y cuestionarnos muchas cosas. Es muy difícil cambiar de hábitos, estar paseando y no entrar a un Zara, es un problema de educación pero hay que darse cuenta del poder que tienen las grandes multinacionales: tenemos que dejar de comprar en ellas, dejar de consumir tanto. Y en el centro de todas las políticas y actuaciones debemos poner a las personas”, sentenciaba la economista.

Por último, después de todas estas exposiciones, el aforo del Koldo Mitxelena, recogió el último mensaje que transmitieron los ponentes: a pesar de todo, hay que ser optimista. Y es que, tal y como dice el título de la película (inspirado en un proverbio chino) Mai es tan fosc, nunca es tan oscuro como antes de que salga el sol.

Crónica realizada por la periodista Marga Méndez, colaboradora de cineccdonostia


“No podemos criticar la corrupción y los abusos que hoy en día vemos y después pedir al fontanero que nos haga la factura de un trabajo sin IVA”

Javier Goikoetxea, miembro de Economía del Bien Común, reflexiona sobre la situación económica actual. Este movimiento prima la cooperación, la honradez y otros valores, como argumento hacia el éxito de una nueva economía en la que las personas sean el centro de todo. Y es que somos las propias personas las que podemos cambiar la situación actual.

Arcadi coloquio Javier Goikoetxea (segundo por la derecha), participó el lunes 17 de noviembre en el coloquio posterior al estreno del film ‘Mai es tan fosc’ (Nunca es tan oscuro).

Entrevista realizada por la periodista Marga Méndez, colaboradora de cineccdonostia.

Se dice en su ideario que la economía del Bien Común se construye en base a los valores de las relaciones humanas: confianza, responsabilidad, aprecio, democracia, solidaridad  y cooperación. ¿Podría concretar un poco más y explicar qué es la economía del Bien Común?

El modelo de la EBC – Economía del Bien Común desarrollado por el profesor de universidad austriaco Christian Felber es eminentemente práctico. Las organizaciones en vez de regirse únicamente por su balance económico, lo hacen por criterios de utilidad social. Tan importante es que produzcan beneficios, como que respeten el medioambiente, remuneren igual a hombres y mujeres, no exploten a sus trabajadores, creen empleo; es decir, se ponga el balance social y medioambiental al menos en el mismo plano que el económico.

En la EBC – Economía del Bien Común, prima la cooperación como argumento fundamental del éxito hacia el Bien Común, en lugar de la competencia.

El instrumento para las organizaciones es el BBC – Balance del Bien Común, en el que se evalúan por medio de diversos indicadores factores como la justicia social, la igualdad, la solidaridad, la sostenibilidad medioambiental, la transparencia y la participación democrática, cruzándolos con los grupos de interés, es decir los clientes, productos, los proveedores, los agentes financieros, los empleados incluidos los propietarios y el ámbito social. Lo mismo pasaría con los países: el indicador del producto interior bruto (PIB) es sustituido por el producto del bien común, un indicador que mide la calidad de la democracia, la política medioambiental, el justo reparto de los beneficios generados, la igualdad, entre otros factores.

El PIB, no indica si un país está en guerra, si hay explotación infantil, corrupción, o si lo que se está produciendo contamina o destruye la naturaleza. De hecho el PIB no cuenta la riqueza de un país, solo los bienes nuevos que se producen y que se venden, ni siquiera se tiene en cuenta los inventarios de periodos anteriores.

– Se dice también que a las empresas (y a las personas en consecuencia) les irá bien cuando ganar dinero no sea  su finalidad sino cuando la finalidad sea el Bien Común, ¿cómo se puede llegar a conseguir esto?

El dinero, el beneficio económico pasa a ser un medio para alcanzar el Bien Común, no un objetivo. El dinero por tanto sirve para producir, no para especular. Dice C. Felber “Si el fin de la empresa fuera el bien común, no corrompería la democracia.

Empresas, organizaciones, para nosotros es lo mismo. Lo fundamental es que sea cual sea la forma, su fundamento son las personas. Es ahí donde radica el éxito de nuestra propuesta, las personas como centro de todo, ya que las personas son las que hemos hecho que se llegue a esta situación y las personas somos las únicas que podemos hacer que salgamos de ella. Dicho esto consideramos claramente que la interiorización del Bien Común es fundamental para avanzar en la línea correcta y caminar hacia esa meta. Sabemos que no es un camino fácil, pero teniendo en cuenta que esta crisis, así como las anteriores, es una crisis de valores, en la medida que pongamos en medida dichos valores y los vayamos mejorando, el Bien Común cada vez estará más cerca. Nosotros disfrutamos del camino, de cada paso, es esto lo que no nos permite cansarnos en nuestro objetivo.

¿Qué pequeños gestos puede hacer cada ciudadano particular por esta economía del Bien Común?

Buena pregunta. Lo explicado hasta ahora puede parecer que es algo que solamente afecta a las organizaciones sea cual fuere su fundamento, pero como ya hemos dicho son las personas las que podemos cambiar esto interiorizando los valores que están en crisis y poniéndolos en nuestro día a día.

Hace unos años, nadie pensaba que reciclar se haría tan cotidiano, tan práctico y tan necesario y ahora lo vemos como algo normal y efectivo. Pues eso mismo es lo que proponemos a todos los efectos. No podemos criticar la corrupción y los abusos que hoy en día vemos y después pedir al fontanero que nos haga la factura de un trabajo sin IVA. Tenemos que darnos cuenta que mensajes lanzados como aquel de “yo no soy tonto…” o “la semana sin IVA…” no hacen sino ir en contra de valores como la honestidad, la honradez, la coherencia, etc.

¿En Euskadi qué influencia tiene este movimiento?

Pues podemos decir que día a día va en aumento, pero también decir que va poco a poco. La Asociación se reúne todos los meses en Eibar, municipio que nos está ayudando mucho y que siente el Bien Común en muchas de las acciones que hace, en reuniones abiertas en las que todo el mundo puede participar como oyente o como actor, esté o no dentro del grupo. El ayuntamiento de Orendain es el primer municipio por el Bien Común en Euskadi y está adoptando los postulados de la EBC como hoja de ruta para su desarrollo, con notable éxito y aceptación por sus ciudadanos. También hay ya varias empresas que están aplicando la EBC mejorando sus resultados de manera clara y no hay semana en la que no se nos llame de alguna organización para consultarnos o para proponernos dar conferencias divulgativas.

– Quien esté interesado en él, ¿cómo puede ponerse en contacto con ustedes?

En nuestra web: www.ebceuskadi.org, acudiendo a nuestras reuniones mensuales o llamando al teléfono 630 802 883 (Javier).

– ¿Quiere añadir algo más?

Nada más que: “Otro mundo es posible, solo hay que ponerse…”


“Tenemos que poner como centro del sistema económico el bienestar del ser humano y no el Capital”

     José Ramón Mariño, es miembro de ATTAC, una organización cívica creada para la reflexión y el fortalecimiento de la sociedad frente a la globalización financiera. Aboga por incorpor la dimensión ética a la economía y porque el control de las decisiones políticas lo tengan los ciudadanos.

photo attac bizkaia

        Entrevista realizada por Marga Méndez,  periodista y colaboradora de cine ccdonostia.

     ATTAC es una asociación que ha nacido para intentar controlar democráticamente los mercados financieros. ¿Cómo se puede hacer esto, que a priori, parece algo complicado?

 Como bien dices ATTAC es una organización cívica que nació para la reflexión y el fortalecimiento de la sociedad frente a la globalización financiera que se desenvuelve bajo la creciente influencia y expansión del capital financiero, favoreciendo la especulación y que acaba generando paro, pobreza, desigualdades, etc. Y claro que se pueden controlar estos mercados, algunas de las medidas que hemos propuesto al respecto son: 

Medidas de regulación y control de los movimientos de capitales mediante un control democrático permanente que incluya, entre otras, un Impuesto a a las Transacciones Financieras e impuestos progresivos al capital, 

Eliminación de los paraísos fiscales

Establecer un sistema de financiación democrática, responsable y de justa soberanía en base a la banca pública que permita un desarrollo sostenible y equitativo de los pueblos

Modificar los acuerdos de libre comercio que sólo favorecen a los intereses de las grandes corporaciones. Como ves, poder se puede lo que hace falta es voluntad política.

          Desde ATTAC se aboga también por un mundo más justo. ¿Es posible? ¿Es fácil?

 Posible por supuesto, fácil no y no porque hay que ser conscientes que determinadas ideas han calado hondo en el pensamiento colectivo (como dijo Dyson el mercado se ha convertido en el motor de nuestro propio pensamiento) tales como que el crecimiento económico es la única forma de abordar los problemas y es la solución, como que la felicidad se logra a través del consumo, que la desigualdad entre los seres humanos es algo natural y que la competitividad (darwinismo) es condición necesario y suficiente de la justicia social. En la medida en que superemos estas falacias y nos demos cuenta de que el cambio que transforme las vidas de millones de personas sólo será posible si ponemos por delante la salvaguarda y el bienestar de las personas y el planeta. Y esto sólo será posible si ponemos como centro del sistema económico el bienestar del ser humano y no el Capital, incorporamos la dimensión ética a la economía, y desarrollamos estructuras que posibiliten una democracia que además de representativa, sea también participativa (ciudadana) y directa, de manera que el último control de las decisiones políticas lo tengan los ciudadanos, empoderando a éste como sujeto político, con voz y voto real, de manera que el sistema económico-financiero este bajo control democrático.

 Yo soy optimista, pues si bien comparto la brillante reflexión del filósofo coreano-alemán Han de que el sujeto sometido no es ni siquiera consciente de su sometimiento, que se cree libre. Y que esta forma de dominación neutraliza la resistencia de una forma muy efectiva, somos cada vez mas los que entendemos la coexistencia basada en la cooperación, la reciprocidad, la generosidad y la confianza.

Apuestan también por una Ley de acceso a la información. Sin duda, esto puede ser de gran utilidad para el ciudadano de a pie, ¿no?

 Información es conocimiento, y por eso se hurta a los ciudadanos el acceso a la misma. Y en esa opacidad en la que el poder económico-financiero se mueve se basan muchas de las imposiciones que el conjunto de la sociedad soporta. Pongamos un ejemplo, en este momento se está negociando un Acuerdo de Comercio e Inversión Transatlántico entre EEUU y la UE. Las consecuencias para el conjunto de la ciudadanía son muy importantes (condiciones laborales, medio ambiente, soberanía alimentaria, regulación financiera, soberanía política, etc). Pues a pesar de esa importancia, la opacidad del proceso de negociación es notable y gracias a la presión de la sociedad civil y algunas filtraciones vamos obteniendo información y trasladándola a la sociedad y vamos siendo conscientes de a dónde nos dirigían. Ahora el debate está abierto.

Como los vampiros, ciertas iniciativas cuando ven la luz mueren, por eso nos quieren hurtar la información.

 Desde la perspectiva individual, de una persona: ¿qué está en nuestras manos, qué pequeños gestos podemos realizar para ir cambiando poco a poco el sistema?

 Las grandes decisiones se componen de pequeños gestos. En nuestras manos esta el conocimiento y el espíritu crítico, la acción social, política, como consumidor, como progenitor, como votante, etc aunque sea a pequeña escala, la no resignación al fracaso y/o la derrota, son claves. En definitiva tratemos de ser coherentes con los ideales que describimos cuando nos preguntan al respecto (igualdad, respeto mutuo, solidaridad, amistad…). Parafraseando a Bauman todos somos la última esperanza de salvar al mundo de la ceguera en que se encuentra y de sus consecuencias homicidas y suicidas. Y se necesita nuestro esfuerzo, una y otra vez…. insisto yo soy optimista.

 – ¿Quiere añadir algo más?

Para terminar simplemente recordar a Galeano: más vale construir el futuro que padecerlo.


“Hay que apostar por bancos responsables. En los que se sepa qué se hace con el dinero que depositamos en ellos. Fiare es un buen ejemplo”

Txaro Goñi, de Economistas Sin Fronteras asegura que tenemos que pensar en una financiación de la economía de manera solidaria a través de la Banca Ética.

economistas

Entrevista realizada por la periodista Marga Méndez colaboradora de cineccdonostia.

En el documental Mai es Tan Fosc, Arcadi Oliveres afirma que “el euro ha sido un desastre”, desde Economistas sin Fronteras creen que la entrada del euro ha sido uno de los detonantes de la crisis que estamos padeciendo?

No necesariamente. El problema de la zona euro es que no se ha dado poder al Banco Central para que actúe como lo hace por ejemplo la Reserva Federal en EEUU. El Banco Central Europeo no es realmente independiente de los Estados y además está obsesionado por la inflación. No tiene la función de prestamista de último recurso propia de cualquier banco central. El gran problema de Europa son los Estados. Estos tienen que conceder más poder a Europa para buscar el bien común de los europeos y no el beneficio de cada uno de los Estados por separado porque cada uno busca su propio beneficio y no se concentran las fuerzas hacia un proyecto común.

El detonante de la crisis ha sido la avaricia y la insensatez de los bancos y los inversores que buscan beneficio a corto plazo. Un sistema financiero muy poco regulado, por la idea neoliberal errónea a mi parecer de la eficiencia de los mercados, que ha posibilitado las actividades especulativas.

Con el rescate a la banca (el documental da la escalofriante cifra de 4,6 billones de dólares-cantidad suficiente para acabar con el hambre en el mundo 92 veces-), quién ha salido ganando, aparte de los bancos?

Pues francamente creo que nadie más. Han salido ganando los accionistas de los bancos y sus directivos. El resto hemos salido bastante mal parados. Sólo hay que ver el coeficiente de Gini, el segundo peor de toda Europa. Los pobres son más y cada vez más pobres y los ricos son cada vez más ricos.

¿Qué puede hacer el ciudadano ante semejante indefensión?      ¿Qué pautas pueden dar desde su asociación?

Hay que apostar por bancos responsables. En los que se sepa qué se hace con el dinero que depositamos en ellos. Fiare es un buen ejemplo. Apostar por un consumo responsable.  Cuando hablamos de economía solidaria nos viene a la cabeza el consumo de productos de comercio justo, o la compra de productos producidos de forma sostenible pero se nos olvida que la financiación es un factor también importante en la economía. Tenemos que pensar en una financiación de la economía también solidaria a través de la Banca Ética. Buscar instrumentos financieros éticos y solidarios. Lo que se busca es no tanto el beneficio económico sino el valor social del dinero. Que sirva para la transformación y el desarrollo de la comunidad. Compatibilizar la rentabilidad económica con el beneficio humano, social y ambiental.

Hace unos días los líderes de la Unión Europea  fijaron los objetivos de energía y política climática para 2030, unos objetivos que se han valorado como escasos por las ONGs. ¿Cómo se puede llegar a tener un sistema energético sostenible?

En primer lugar hay que concienciar a la gente. Gastamos demasiada energía. A veces por mucho que lo digamos no somos conscientes. Calefacción, aire acondicionado, electricidad, transporte. Pero no solo los particulares se tienen que implicar, las empresas también tienen que ser responsables. Buscar la eficiencia energética como parte de su responsabilidad social. Obviamente aunque particulares y empresas se responsabilicen las instituciones deben apoyar un cambio hacia la búsqueda y utilización de energías renovables. Invertir en renovables para poder ser autosuficientes. A veces se nos acusa de que estas ideas nos devolverían a la época de las cavernas, y no es así. La cuestión no es dejar de consumir totalmente energía es de realizar un consumo racional y teniendo en cuenta los ciclos que la naturaleza necesita para recuperarse.

Desde Economistas Sin Fronteras Euskadi, ¿qué acciones se están llevando en la actualidad para luchar contra las desigualdades?

La organización hace una labor de educación e investigación en su mayor parte. Creemos que si no se tiene un conocimiento de los problemas económicos y sociales difícilmente se puede ser crítico y menos aún reclamar los derechos que tenemos para poder evitar las desigualdades. Lo más importante para mi es proponer nuevas alternativas a lo que la sociedad nos presenta como lo natural, lo que hay que hacer. En nuestro logo salen unas ovejas y nosotros somos esa oveja negra que sale del rebaño. Ser críticos con lo que se nos presenta como establecido es clave.

¿Quién puede colaborar con vosotros? ¿De qué manera?

Para colaborar sólo hay que ponerse en contacto con nosotros. Como he dicho nos centramos en educación e investigación y también participamos en muchos proyectos con otras organizaciones. Cada voluntario puede aportar su conocimiento en el ámbito que más a gusto se encuentre. Disponer de algo de tiempo y ganas es suficiente.

¿Le gustaría añadir algo más? 

Daros las gracias por crear espacios de participación, debate y crítica. Es importante que la ciudadanía, con este tipo de actuaciones, se empodere para reivindicar que no queremos desigualdades y que otra economía y otra sociedad son posibles.


Otra forma de vivir es posible

La película In Transition 2.0 muestra cómo es posible comenzar a cambiar el mundo con pequeños gestos cotidianos realizados en pequeñas sociedades. Además, en Gipuzkoa hay muchos movimientos de este tipo.

El film, In Transition 2.0 de la directora Emma Goude, se proyectó en la Sociedad Fotográfica de Gipuzkoa dentro de las Jornadas de Ecología Social y Política del Festival de Cine Creative Commons de Donostia. La película realiza un recorrido por algunas de las muchas iniciativas que hay a lo largo de todo el mundo con las que se trata generar conciencia para no caer en el consumo exacerbado que trata de engullirnos día a día. “La tierra en la que vivimos pertenece a nuestros nietos”, dice al comienzo de la película uno de los personajes en una aldea sostenible  de Portugal. Y es que hay que tomar conciencia de que vivimos en un mundo heredado y hemos de dejarlo en las mejores condiciones a nuestros descendientes.

Huertos urbanos en el metro de Londres

“El bienestar de la gente no tiene que ser acumular cosas sino acumular experiencias”, dice otra de las protagonistas que cultiva una huerta urbana  en Pittsburg. Lo que recolectan ella y su grupo de ‘transición’ en el huerto, lo donan a un Banco de Alimentos. La tierra fértil se consiguió al plantar en unos terrenos abandonados, a los que nadie hacía caso. De esa tierna yerma hasta entonces, se está consiguiendo dar de comer a muchas personas necesitadas. Una experiencia similar se está realizando también en una de las estaciones del metro de Londres. Se cultivan alimentos en los andenes y los usuarios del transporte urbano pueden coger una fruta antes o después de realizar su trayecto en metro.

In Transition 2.0 tiene parada también en Italia, donde una comunidad de personas concienciadas ahorran energía y reducen las emisiones de CO2 utilizando mejor los recursos del planeta. “Sin hacer cosas grandes podemos cambiar el mundo, al menos, el pequeño mundo que nos rodea”, dice un italiano comprometido.

Asimismo, la película muestra también que se puede contribuir al ahorra energético consumiendo productos locales, promoviendo la compra-venta en los comercios cercanos. En esta línea, una de las curiosidades que nos ofrece esta película es la posibilidad de poder pagar en un comercio local de Brixton (Reino Unido) con la Libra Brixton, una moneda cuyo valor es nada más y nada menos que un mensaje de texto enviado por el móvil del cliente y que llega al teléfono móvil del vendedor local.

El film termina con la proyección, por un lado, de las huertas creadas en la India por la ONG “Sanar la Tierra” con las que se ha sacado de la penuria, de una manera sostenible, a muchas familias hindúes; y, por otro lado, finaliza con el “Banco del Tiempo” de Nueva Zelanda, que demuestra que es factible vivir sin la necesidad constante del dinero. Con “El Banco del Tiempo” se comparten habilidades entre todas las personas que están adscritas a él.

Son pequeñas, pero a la vez grandes historias en las que se deja claro que entre todos podemos cambiar un poquito, al menos, el mundo que nos rodea. La ‘transición’ a un mundo más justo y menos consumista es posible. La podemos hacer individualmente, pero conseguiremos mejores resultados haciéndolo en comunidad. Eso sí, como se plantea en la película, tenemos que hacerla nosotros, los ciudadanos, no esperar a que la hagan los gobiernos porque entonces, será demasiado tarde.

‘Transición’ también en Gipuzkoa

Tras la proyección del film, tuvo lugar un coloquio en el que se explicaron varias acciones que se vienen llevando a cabo en Gipuzkoa relacionadas con el consumo sostenible, la conciencia social o el asociacionismo.

Onintza Guridi (Bagara, Arrasate), Josu Laguardia (Artefakto Proyektukoa de Irun), Kepa Olaiz (Ekologistak Martxan) y Manu González (Fundación Cristina Enea), expusieron sus diferentes experiencias.

Onintza Guridi, acudió en representación de Bagara, una cooperativa de trabajo asociado que actúa en Debagoiena. “Bagara es una herramienta para la transformación social de la comarca. Surgió hace cinco años para pasar de la teoría a la práctica. Hasta entonces, las cooperativas habían dado respuesta a ciertas demandas sociales como educación, trabajo, sanidad… Pero no habían abordado una transformación social. Así que nosotros estudiamos qué proyectos se podrían llevar a cabo en este aspecto y nos pusimos manos a la obra. Hemos revitalizado los mercados locales en Arrasate y Bergara. Vimos que la gente iba mucho a los centros comerciales y, en respuesta a eso, nosotros creamos un espacio en el que padres y niños pudieran compartir su ocio sin necesidad de desplazarse a muchos kilómetros. También hemos creado un espacio de trueque, Elkartruke, en el que los jóvenes cambian sus productos sin usar dinero”, confirma Onintza asegurando además, que están trabajando con baserritarras y con el Ayuntamiento para intentar influir en las políticas locales para que todo repercuta positivamente en la gente de la comarca.

“No hay que esperar al futuro, se pueden hacer cosas AHORA”

En el coloquio que tuvo lugar en la Sociedad Fotográfica de Donostia, participó también Kepa Olaiz, de Ekologistak Martxan. Kepa realizó una reflexión muy directa y sin rodeos: “Se pueden cambiar las cosas ahora. No hay que mirar al futuro, no hay que esperar a lo que venga, lo importante es poner en práctica las ideas que tenemos ahora. Aunque sean pequeñas cosas”, aseguraba. Y como ejemplo recurrió a la cooperativa de energías renovables de Euskadi, a Fiare, o a las huertas urbanas de Donostia, Oiartzun o Lizarra. “Hay que empezar por lo pequeño, por lo local, plantear propuestas, asociarnos para poder hacer más fuerzas”, concluía Olaiz.

Por su parte, Manu González, desde la Fundación Cristina Enea, invitó a soñar y hacer realidad nuestros sueños. “Hay que saber hacia dónde queremos ir y cómo lo queremos conseguir. Hay que soñar y luchar por ese sueño y lo que es necesario para ello es pasar a la acción, hacer cosas. Y en Gipuzkoa se están haciendo muchas cosas y muy interesantes”, aseguraba uno de los responsables de la Fundación Cristina Enea. Manu González también dejó una fecha a tener en cuenta, prueba de que en nuestro territorio se están realizando acciones sostenibles: el sábado 15 de noviembre tendrá lugar en Donostia (en el antiguo edificio de bomberos de la calle Easo) un Mercado Social al que acudirán muchas entidades sostenibles de la comarca.

El poder de un barrio

Por último, Josu Laguardia expuso el interesante y reciente proyecto realizado en el barrio Santiago de Irun, englobado dentro de Proyekto Artefakto. “Queríamos juntar a gente del barrio para crear comunidad. Recabamos ideas que fueran factibles para el barrio y realizamos un concurso en el que salió ganadora la propuesta Santiagoko Baratzak”. Esta propuesta, hecha ya realidad, es una huerta urbana creada en este barrio de Santiago y en la que se involucró la gente del barrio. Todo lo recolectado se ha ido donando a las familias del barrio más necesitadas y, en la actualidad, se está encargando de la huerta un colegio cercano. “Ha sido un proyecto muy satisfactorio y estamos muy orgullosos de ello”, concluía Laguardia.

En definitiva, en esta nueva jornada de cine cc donostia ha servido de nuevo para invitar a la reflexión y para poner en evidencia que no hace falta esperar a nada, que el cambio es posible ahora, que está en nuestras manos crear un mundo mejor, un mundo más sostenible y, en definitiva, un mundo más feliz para todos nosotros.

onintza, bagaraDe izquierda a derecha: Josu Laguardia (Artefakto Proyektukoa), Onintza Guridi (Bagara), Juanjo Díaz (director cineccdonostia), Kepa Olaiz (Ekologistak Martxan) y Manu González (Fundación Cristina Enea).

Texto y foto: Marga Méndez


Este modelo de autogestión nos hace un poco más libres

libres grupo

Libres, la serie de okupación rural, se ha proyectado en la Casa de Cultura Okendo, dentro de las Primeras Jornadas de Ecología (módulo autogestión) del Festival de Cine CC de Donostia.
La serie, realizada para web y dirigida por Alex Rodrigo, consta de 10 capítulos en los que se representa la elección de vida de siete personas, muy diferentes entre sí que deciden por diferentes circustancias de la vida, dejarlo todo e irse a vivir a una casa sin dueño en un pueblo abandonado de Pirineos.
Jorge, Andreu, Marcel, Luna, Carmen, Alba… son los personajes que van construyendo, casi de la nada, lo que será, de ahora en adelante, su hogar. Además, tienen también que ganarse la confianza del las gentes del pueblo, lo que no será nada fácil.

“Este modelo de autogestión nos hace un poco más libres”
Los diferentes capítulos muestran cómo la ocupación rural, de pueblos abandonados, puede ser una forma de vida e incluso una forma alternativa de salir de la situación económica actual. Asimismo, con esta opción de vida se puede conseguir un poquito más de libertad personal, tal y como dice uno de sus personajes Alba: “Estar aquí me permite vivir con gente con la que estoy a gusto. Este modelo de autogestión nos hace un poco más libres.”
Precisamente, este argumento es compartido por Iñaki Garmendia, el pirata okupa de Arditurri que asistió a la proyección de la serie y que posteriormente fue el protagonista del pequeño coloquio que se tuvo lugar tras la proyección de los 10 capítulos. “Es posible vivir de la autogestión, se puede vivir de esta manera y yo animo a hacerlo. Además, hoy en día hay muchos pueblos abandonados a los que se puede ir”, aseguraba Garmendia que lleva viviendo de la autogestión más de 30 años. Iñaki ha participado en el movimiento de okupación del Estado español y también está inmerso en el movimiento “Rurales Enredados”, que tiene su propia página web (www.ruralesenredadxs.org) y a través del cual, entre otras muchas acciones, se han cedido pueblos y casas de todo el Estado para todo aquel que esté interesado por este movimiento.

el pirataIñaki Garmendia (con camiseta naranja en el centro de la imagen) es el Pirata de Arditurri. Lleva 30 años viviendo de la autogestión.
La intención de los creadores de esta serie ha sido lanzar los diez primeros capítulos en Creative Commons (con licencia libre, sin ánimo de lucro) para darse a conocer. Después, si la webserie cuenta con un buen número de espectadores, se realizará una segunda parte.


“Es posible un mundo tal y como lo soñamos, donde los principios y la ética estén vivos”

Entrevistamos a Mauge Canada,  (una de las responsables del Proyecto Arterra, comunidad autogestionada situada en Navarra). Arterra Bizimodu es un proyecto nacido en la primera del 2014, se trata de un lugar donde experimentar creativamente una ecología de la Tierra y de las personas.

arterra

Entrevista realizada por la periodista y colaboradora de cineccdonostia, Marga Méndez.

Arterra Bizimodu es un proyecto muy reciente. Se define, entre otras cosas como una salida respecto a la crisis. ¿En qué consiste este proyecto?

Al ser un proyecto colectivo, su definición es amplia… Lo podemos definir como Ecoaldea, como Co-habitar ( co-housing), como un espacio para co-crear, como un experimento social en sociocracia, como un sitio para vivir, como un pedazo de edificio decadente, como el sueño de una Universidad para la Transición de ámbito internacional,  donde poder ofrecer todas las herramientas posibles y confiar en que es posible un mundo tal y como lo soñamos, donde los principios y la ética esten vivos y disponibles para todas las personas, para toda  vida.
Somos sobre todo un experimento que quiere formar parte del espacio de soluciones para este vivir actual. Soluciones a la crisis… Porque creemos que las soluciones a la crisis pasan por sociedades cooperativas, colaborativas. Y Arterra Bizimodu, esta creando este tipo de realidad. Si cooperamos todo es menos costoso, en energía monetaria, en tiempo, en ganas de vivir. Buscar formas equilibradas de cooperación entre personas y proyectos. Entre personas y naturaleza. Entre tradición e innovación. Espacios donde coexistan lo personal y lo colectivo, sin que sea una lucha, un “lo uno o lo otro”… sino: “lo uno Y lo otro”. A su vez estamos desarrollando economía interna, los “terrones” que nos permitan aprender y experimentar los espacios de intercambio de forma consciente. Experimentar,  tanto para este colectivo, como para otros que esten interesados en este tipo de propuestas.
Somos unas 42 personas entre grandes y txikis. Podemos ser unas 60 aproximadamente.

¿Quién puede y de qué manera sumarse a este proyecto?

Pues pueden sumarse personas, o para vivir allá, o para colaborar con alguno de los proyectos existentes, o se puede proponer algun proyecto sin vivir allá. Lo que si es una condición es estar de acuerdo con la visión/propósito de Arterra, asi como con sus acuerdos básicos. Nuestra propuesta en este momento es que las personas interesadas vengan a conocernos, y vengan a sentir el lugar, el grupo  y el proyecto. Si piensan en que puede motivarles y que tienen algo concreto que aportar al proyecto, pues entrarian en un proceso de integración. Para sumarse a Arterra, el tema económico es importante. Las personas necesitan unos recursos mínimos para sumarse a este proyecto, y la claridad de como van a gestionar sus recursos. No es una economía común tal y como se entiende hasta ahora, sino que hay economías personales y una caja común. También se puede aportar desde muchos y diversos intereses.
Invitáis también a conocer este proyecto a todo aquel que quiera. ¿Cómo se pueden poner en contacto con vosotros?

El contacto es a traves del mail: arterrabizimodu@gmail.com, matizaré que si bien invitamos a venir a conocernos, esto requiere un acuerdo previo. En eso es como en casa de cada quién, para venir de visita, hay que avisar y ver si es posible. Hay distintas formas de venir, y cada una tiene sus compromisos diferentes. A través del mail, con un poco de paciencia, ya que nuestro nivel de actividad es alto, o sea que podemos tardar una semana en responder, aún cuando solemos hacerlo antes. Diferentes propuestas irán apareciendo en la web: arterrabizimodu.org.

 En el resto de Euskal Herria, ¿hay algún proyecto similar al vuestro?

Lo que más conozco es en Navarra. Hay diversos proyectos colectivos, cada cual con sus diferencias. El más cercano es Lakabe, con sus 35 años de existencia y un recorrido amplio en la vida en comunidad. Otros proyectos similares por la zona; sé que en Araba hay algún proyecto de Co-habitat y seguro que de manera “informal” hay muchos mas…personas que comparten casa, personas que trabajan juntas. Es una cuestión de consciencia e intencionalidad. También se puede ver a través de la RIE ( Red Ibérica de Ecoaldeas) qué proyectos estan activos por toda Iberia.

  ¿Cómo animaría a la gente a conocerlo?
Bueno, pues a través de los días de “puertas abiertas”. También haceros saber que es un buen lugar para reuniones, encuentros y demás de vuestros colectivos (tenemos mucho espacio y diversos aprtamentos disponibles), cursos talleres etc… y que además de conocernos, nos apoyáis en generar recursos. Venid en los tiempos de “voluntariado” a echar unas manos.  O podéis venir de “eco turistas”, a pasar algun fin de semana o una semana. Participad de algún taller o curso que ofrezcamos.
 ¿Quiere añadir algo más?
Que lo que nos gustaría es ver cada vez más proyectos de este tipo. Gentes con ganas de vivirse en colectivo, con ganas de hacer real y vivir el mundo en el que queremos vivir, asumiendo el proceso de cambio personal que supone sin miedo a experimentar modos de vida . Ahí estamos.

Un paseo por Donostia antes y después de 1813

Dentro de la sección Arquitectura y Urbanismo, se han proyectado los documentales de los arquitectos José Javier Pi e Imanol Sorazu.

La Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Donostia fue de nuevo escenario de la segunda jornada del Ciclo Arquitectura y Urbanismo del Festival Internacional de Cine en Creative Commons de Donostia. En esta ocasión, se pudieron ver dos completos trabajos, con una base documental abrumadora. El primero de ellos fue Recordando la Donostia anterior al desastre de 1813, dirigido por José Javier Pi y el segundo  San Sebastián 1813-2013. 200 años de ciudad del joven Imanol Sorazu.

“San Sebastián es ejemplar en la historia del urbanismo”

El arquitecto José Javier Pi, que ha realizado su trabajo en colaboración con Unai Sarasola y Mikel Oyarzabal, presentó su audiovisual a partir de una maqueta 3D vectorial virtual. Para realizar el documental, el arquitecto partió del último plano topográfico 3D municipal y gracias a las referencias de los monumentos que han permanecido, fue insertando planos históricos. El paseo virtual se funde con su impresionante banda sonora, la música de Les Indes Galantes, de Jean Philippe Rameau, un hito del barroco francés. “He realizado un trabajo de documentación muy arduo con el que he descubierto muchísimas cosas interesantes de la ciudad. San Sebastián, desde luego, es ejemplar en la historia del urbanismo y mantiene en su casco viejo la traza medieval original. Aunque, desde mi punto de vista, con las diferentes reconstrucciones que se han producido, se ha abusado de la arquitectura en San Sebastián. Y es que hay edificios muy emblemáticos que se han visto ‘comidos’ por el resto de construcciones, como por ejemplo le sucede a la basílica de Santa María, entre otros”.

Pi añadía también que en la actual sociedad Gaztelubide está el único vestigio anterior a 1813; se trata de una grieta en un lateral de la sociedad que perteneció al campanario de una Casa Torre muy emblemática en la ciudad. Asimismo, el arquitecto destacó que el puente de la calle Campanario, en origen no era un puente sino un túnel que atravesaba la colina situada sobre el puerto donostiarra.

El video está realizado en un traveling continuo, se trata de un paseo virtual en 3D con muy pocos colores ya que Pi ha querido huir precisamente de un estilo vistoso para centrarse solo en lo arquitectónico, sin artificios. El arquitecto quiso dejar claro también que este audiovisual no está acabado ya que pretende ser parte de otro proyecto más amplio relacionado con la misma temática.

“A través del video, en arquitectura se pueden hacer trabajos muy interesantes”

Por otra parte, en el trabajo del joven donostiarra Imanol Sorazu, se muestra un paseo por los edificios más emblemáticos de la ciudad a partir de 1813 y hasta la actualidad. ‘San Sebastián 1813-2013. 200 años de ciudad’, se realizó a partir de un guión de Muy diseño&Arquitectura para San Telmo Museoa. Los primeros edificios que aparecen son el actual Ayuntamiento de Donostia, que en origen fue un casino, (1882), la Catedral del Buen Pastor (1887), el Palacio Miramar (1889) o el kiosko del Boulevard (1906), entre otros. Los edificios más recientes que aporta el trabajo de Sorazu son el Kursaal (1999), la iglesia de Riberas de Loiola y el Museo San Telmo (ambos del 2011). El documental dura diez minutos y va recorriendo las calles bajo la mirada de una chica en bicicleta que pasea por la ciudad. La música da mucho ritmo a las imágenes y, por otra parte, una luz muy destacada enmarca continuamente parte de los edificios más importantes de Donostia. “A través del soporte video se pueden realizar trabajos muy interesantes en arquitectura. Con este soporte visual se pueden explicar muchas cosas en poco tiempo. Intento mezclar lo que siempre me ha gustado con la arquitectura, y aquí también es donde entra la parte musical, una pieza con muchos cambios de ritmo que sirven para dar paso a los distintos edificios de la ciudad que muestro en este trabajo”. Explica Imanol.

Por último, estos dos documentales transmitieron a los existentes la idea de que en arquitectura aún hay mucho por hacer y que el trabajo de un arquitecto puede complementarse hoy en día con nuevas técnicas audiovisuales que están continuamente en constante renovación.